Lunes, 24 de abril de 2017; 5:00 PM
Última actualización: abril/2016 Contacto | Mapa del sitio
Pueblo cubano    |    Prendas típicas de vestir    |    Mitos y leyendas    |    Productos típicos    |    Nuestro sazón    |    Cómo hablamos
Mitos y leyendas
La Luz de Yara

Revivir historias de nuestros antepasados es muy común en Cuba, quizás influenciados por nuestras raíces aborígenes y africanas, existe una leyenda muy antigua, conocida nacionalmente como la Luz de Yara.

Cuentan que en el cielo se refleja una luz crepuscular, atribuida a una representación del cacique Hatuey quemado en la hoguera por los españoles. Este es uno de los mitos mas antiguos de la Isla y aparece reflejado en la literatura del siglo XIX.

Entre los campesinos de la zona y los alrededores se han fabricado varias versiones en torno al tema, entre ellas la que cuenta que en 1501 fue quemado el indio, y que durante el hecho, de su boca salió una luz que vaga errante desde entonces por la zona, apareciendo en las noches a todos los que viajan por el lugar.

Otra versión refiere que mientras el aborigen era ultrajado, Yara, su compañera, se apegó a su cuerpo y murió también, y ahora su espíritu vaga convertido en luz que puede observarse en diferentes colores, tal vez reclamando por el asesinato de su amado.

No se puede decir que la creencia es solamente entre las masas incultas del pueblo, los orientales creen firmemente en la tradición maravillosa de esa luz, aunque pertenezcan a clases elevadas por su educación y cultura.

Ambas versiones parten de un mismo concepto: “el espíritu de un muerto es una realidad tan tangible y cotidiana que cualquier persona puede topar con el mismo; lo cual consideramos como una marca del pensamiento aborigen en el pensar del criollo actual en esta región de Cuba”, escribió Don Fernando Ortiz.

Es impresionante comprobar cómo ha perdurado una tradición como la que nos ocupa, con casi quinientos años de antigüedad. Si de algo podemos estar seguros actualmente es de que fueron los indígenas, no los españoles (a quienes no convenía recordar aquel horroroso castigo) quienes mantuvieron viva la narración del hecho histórico de donde nacería la leyenda después.

Sabemos que el suceso histórico se conoce por la descripción que nos dejó Bartolomé de Las Casas en su Brevísima relación de la destrucción de las Indias, escrito en 1542, pero la tradición oral de la luz de Yara a partir de la quema de Hatuey, no puede ser sino la forma popular en que los habitantes de la región continuaron dando vida a un relato iniciado por los aborígenes sobrevivientes y su descendencia hasta la actualidad.

Así sucede con tantas ritos que aún viven formando parte de la conciencia popular, en espera de etnólogos, periodistas, literatos, sociólogos y artistas en general que las rescaten y las utilicen.
 |  Salud  |  Política y Gobierno  |  Historia  |  Educación  |  Cultura  |  Economía  |  Deporte  |  Turismo  |  Geografía  |  Curiosidades  |  Ciencia y Tecnología  |  Religión  |  Lugares de interés  |  Así somos
Realizado por UEB Servicios Web CITMATEL
©Copyright 1997 - 2017 CITMATEL®. Todos los derechos reservados.